DHA y EPA

Estudios recientes indican que ayudan a reducir las posibilidades de manifestar depresión postparto.


Omegas 3 y 6

Ayuda al desarrollo del sistema nervioso central y las retinas del bebé en el útero.
Previenen la obstrucción de las arterias y facilitan el paso de la sangre, reduciendo el riesgo de sufrir hipertensión durante el embarazo.